29-05-2019 Senderismo Urbano – Ruta de los Parques

                             NÚMERO DE ASISTENTES: 42

 

A pesar del obligado cambio de fechas por motivos escolares, en esta ocasión conseguimos reunirnos para realizar esta clásica excursión urbana de Primavera 42 personas …y porque en la Escuela de Hostelería se negaron en redondo a concedernos más plazas, más que nada por que la Ley de Impenetrabilidad de los Cuerpos lo hacía imposible, motivo por el cual unos cuantos amigos se quedaron en lista de espera.

Otro tema fue los que nos juntamos para caminar y eso que en esta mañana primaveral y ventosa la sorpresa fue tremenda cuando a la hora de comenzar a caminar nos juntamos hasta trece personas para hacer el recorrido largo y más sorprendente aún resultó la presencia de Piedad, una desconocida para nosotros y que sólo vino a caminar y es que “hay gente pá tó” como hubiera dicho el castizo.

Los de la larga

Después de recorrer los jardines que rodean el Palacio de la Aljaferia, nos acercamos hasta el cercano Parque del barrio Delicias donde en tiempos llegó a existir un castillo (el Castillo Palomar). Durante el recorrido fuimos conociendo historias relacionadas con el paraje hasta “aterrizar” en el Parque de la Sedetania donde hay un circuito para entrenar a gente invidente por parte de la ONCE. Varios de los caminantes se sorprendieron al conocer estas zonas verdes y ello fue motivo de conversación durante un buen rato.

En el parque Palomar

Ya con la hora ajustada, nos acercamos hasta el Parque Delicias donde se unieron al grupo otras tres personas más aumentando con ello el nivel de asombro. ¡Pero si casi vamos caminando más gente que en el autobús! se oía a los “más veteranos”.

En el parque Delicias

En fin, todavía quedaba el recorrido por el Parque Hispanidad antes de entrar en el Barrio de Valdefierro y sorprender a todo el mundo con la visita al Parque Emergente diseñado por los vecinos del barrio y pendiente todavía de una ampliación.

Tan sólo quedaba acercarnos hasta el Parque Oliver para completar el recorrido hasta llegar a la Escuela de Hostelería de Miralbueno donde los alumnos y alumnas ya nos estaban esperando con una comida compuesta por media docena de platos a cada cual más exótico y sabroso bien regados con estupendos vinos de la tierra y para finalizar un rico postre y un café especial.

En plena faena

En suma, una jornada de lo más agradable y la gente a la salida preguntando si se podían apuntar para la próxima comida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.